Páginas vistas en total

martes, 31 de mayo de 2011

La Zorra y La Cigueña

Un día la zorra invitó a cenar a la cigüeña, preparó una rica sopa y cuando llegó la cigüeña a cenar, la zorra astutamente en vez de poner la sopa en platos hondos como tiene que servirse la sopa, lo hizo en platos llanos con lo que la zorra comió y se llenó la tripa a gusto, pero la cigüeña con su largo pico por mucho que lo intentó no pudo comer nada.
Se fue la cigüeña a su casa triste y pensativa.
Al poco tiempo la cigüeña invitó a cenar a la zorra, carne en salsa, que como todos sabemos en una comida muy apreciada por las zorras.
Fue la zorra contenta a la cena y se llevó una gran sorpresa pues la cigüeña había servido la cena en una copa de cabeza estrecha y muy honda, con lo que la zorra no podía ni meter el hocico, pero la cigüeña comió a gusto todo lo que quiso porque su pico entraba perfectamente.
Moraleja:
No le hagas a los otros, lo que no quieres que te hagan a ti.
Fabula de Esopo y posteriormente de La Fontaine.-

jueves, 26 de mayo de 2011

un nuevo amigo

Tengo un nuevo amigo o amiga, -ya que es una editorial-, que posiblemente sea muy conocida por todos vosotros, y es que es una editorial que tiene muy buena calidad de textos, de imágenes y de presentación.
me han enviado dos títulos de su última hornada los cuales paso a daros explicaciones:

Oscar está en su casa, y el bebe comienza a llorar, por mas que lo intenta no puede hacer que cese en su llanto, intenta todo lo que ha visto hacer a los mayores, pasearlo, mecerlo, cantarle, pero nada...
Llega su tía, toma al bebe en brazos, se desabrocha la blusa y el bebe deja de llorar....!Magia¡.¿magia?

je je, evidentemente no lo es, pero Oscar averigua porque.


El segundo es
Gallo y gallina salen de paseo, encuentran un nogal y el gallo tragón empieza a engullir nueces, se atraganta y la gallina tiene que salir en busca de ayuda, prestamente vienen una serie de personajes a socorrer al gallo.
Escrito en rima, nos enseña a no tener gula, y a ser solidarios cuando alguien lo necesita...

Pues aquí os presento a mis nuevos amigos, que os gusten los libros, y si vais por la feria del libro echadles un ojito, que por dentro son todavía mas divertidos.

domingo, 22 de mayo de 2011

Los tres huevos

Había unos campesinos muy pobres e incultos, que con muchos sacrificios habían educado a un sobrino huerfano.
Lo querían como a un verdadero hijo y todos sus esfuerzos estaban destinados a darle educación y buenas maneras.
Tanto era el esfuerzo que haciendo muchísimos sacrificios lo enviaron a estudiar a la universidad.
El muchacho venía como es normal en las vacaciones a visitarlos y a pasar temporadas con ellos en la aldea.
Como ya estaba muy avispado por todo lo que aprendía en la escuela y en la universidad no hacía absolutamente nada de labor en la finca, ni en los corrales, así que vivía como un señorito.
La tía siempre se quejaba de lo haragán que estaba resultando el sobrino, pero el tío siempre lo justificaba.
- mujer, déjalo, viene cansado de estudiar, una persona con conocimientos no va a estar quitando los huevos de las gallinas, ni limpiando las cochineras.
La tía contestaba: 
-!pues que se le olvida lo que es¡, se está convirtiendo en un señorito, no hace nada, a saber que hace en la universidad, si estudia o no -.
- y como vamos a saber eso mujer,- qué sabemos nosotros, si ni siquiera entendemos muchas de las cosas que dice, él se ha vuelto inteligente y nosotros somos analfabetos, no sabemos ni leer ni escribir.
- hum - se enfurruñaba la tía
- a mi me huele que es un mangante y un descarado, por limpiar o hacer su cama no se le van a caer los anillos, este sobrino está siendo un desconsiderado.
Efectivamente el sobrino era un desconsiderado, pues viendo todos los esfuerzos de los tíos por hacerle estudiar y llevarlo a buenos colegios gastando lo que no tenían y sacándoselo ellos de su propia comida, el chico se hacía el remolón y no ayudaba en lo mas mínimo a sus tíos.
Tenía incluso el mal gusto de hacerles pasar malos momentos llevándoles la contraria, y presumiendo de su inteligencia y conocimientos.
Esto al tío lo ponía en un tres y dos, (que quiere decir que lo dejaba sin saber que contestar), pero la tía que ya lo tenía calado, fruncía los labios lo miraba de reojo y se daba la vuelta.
El joven que inteligente si que era, viendo que su tía no se tragaba sus cuentos, trataba de no meterse mucho con ella, pero al tío le hacía pasar muchos apuros con sus preguntas, así le decía:
- a ver tío, digame ud. ¿qué fue primero, el huevo o la gallina?
El tío pensaba,
 - hombre, pues, el huevo -
- y ¿quién puso el huevo? - le decía el sobrino.
- pues, entonces, la gallina - contestaba el tío.
- y de ¿dónde salió la gallina?
El tío quedaba desconcertado (que significa sin saber que decir, ni que contestar), y el sobrino quedaba riéndose por lo bajito satisfecho de presumir de su inteligencia.
Un día sentados a la mesa sobrino y tío había un plato con dos huevos.
El sobrino que tenía mucha hambre, porque había estado todo el día con sus amigos de la aldea corriendo por los campos, bañandose en el rio, y pasándoselo bien, otra vez quiso pasarse de listo y tomando uno de los huevos en la mano le pregunto al tío:
- digame tío, ¿cuántos huevos hay en el plato?
el tío dijo: - pues uno, acabo de ver como tomaste el otro -
- efectivamente, tío ya veo que está ud. aprendiendo, ahora bien, si yo pongo este huevo que tengo en la mano y que ud me ha visto agarrar, lo coloco otra vez  en el plato ¿cuántos huevos hay ahora?
- dos - dijo el tío, sonriente.
- no tío, ¿no se da cuenta? si antes había un huevo y ahora hay dos, dos y uno tres.
El tío se quedó pasmado, ¿cómo podía haber tres huevos, si solo había dos?, pero no hallaba que contestarle a su sobrino, si antes -pensaba el tio- había un huevo y él tomó uno, uno y uno dos, ¿porqué dice que hay tres? yo solo veo dos huevos.
- Entonces,- siguió hablando el sobrino - ¿qué le parece tio, si yo me como dos huevos y ud uno? asi, dos que me como yo, y uno que se come ud. son tres, y santas pascuas.
- hombre, yo, sobrino, si tu dices que hay tres huevos, yo solo veo dos, la verdad, - el tio, inculto como era no sabía que contestarle al tragón sobrino que lo quería dejar sin cena.
La tía que estaba escuchando desde la cocina, vino toda contenta pues solo tenía dos huevos y ella había decidido comer pan solo para que tío y sobrino cenaran aunque fuera un huevo cada uno.
Se acercó a la mesa, y poniéndose en jarras dijo:
- a ver, !qué lio os traeis con los benditos huevos,¡ estoy escuchando desde la cocina y no entiendo nada -
El sobrino volvió a repetir el asunto:
- mire ud tia, yo agarro este huevo, digame, ¿cuántos huevos hay en el plato?
- uno - contestó ella.
- muy bien, si ahora yo vuelvo a poner el huevo que tenía en la mano otra vez en el plato, ¿cuántos huevos hay ahora en el plato?
- pues dos sobrino, uno y uno dos -
- no tía mire bien, uno que había antes, y dos que hay ahora son tres, ¿lo comprende?
 La tía miró el plato, cerró un ojo, pensó un buen rato y tomando un huevo ella y otro para su marido le dijo al sobrino:
- pues mira sobrino, yo estaba toda preocupada pensando que solo había dos huevos, y pensaba cenar solo pan, pero como hay tres, uno para mi, otro para tu tío y el tercero te lo comes tú.
El sobrino se quedó con la boca abierta y el estomago vació, antes de que pudiera contestar los dos huevos habían sido tragados por sus tios.
Esa noche cenó pan solo.
Al día siguiente regresó a la universidad y siguió estudiando pero aprendió una lección, presumir de sabios no siempre trae buenos resultados.

jueves, 19 de mayo de 2011

Qué es una raya mas para un tigre?


Bueno, como no podía ser de otra manera, una editorial que me envía información a menudo acaba de ganar dos 3eros premios en "El Certamen".
Uno de ellos al libro de arte: Miguel Hernández 25 poemas ilustrados






El otro al libro infantil: Diógenes
Evidentemente no puede ser otra que Kalandraka - qué nombrecito- y como no puede ser de otra forma me hago eco de la importancia de este evento, pues "El Certamen", es nada mas y nada menos que los premios que anualmente el Ministerio de Cultura de nuestro país otorga a la labor editorial; siendo como somos, un país de editores, un país de escritores (aunque de pocos lectores, !qué cosas tenemos los españoles¡) resulta evidente que es un premio al que se presentan muchas obras y muy, muy competitivo, pues ganarlo da prestigio no solo en España sino también a nivel internacional.


El libro de arte es una recopilación de poemas de Miguel Hernández, ilustrado cada uno de ellos por un  artista diferente, lo que le otorga un valor agregado pues todos ellos (los ilustradores) son ya conocidos y todos del reservorio de Kalandraka.
El otro libro es una obra de Pablo Albo, un escritor y cuentacuentos ya con bagage y que tiene un ritmo en sus obras que lo hacen querido por los niños y por aquellos que se dedican al mundo infantil en general, maestros, bibliotecarios, padres, abuelos.....


Felicidades Kalandrakos -¿me estaré inventando palabras?

miércoles, 4 de mayo de 2011

El Pájaro de oro.

Un cuento, de los hermanos Grimm.


Cuenta la historia que había un rey que tenía en su huerto un manzano que daba frutos de oro.
Todos los días contaban las manzanas que se iban madurando y se dieron cuenta que faltaba una, mandó el rey a su hijo mayor a investigar el asunto, pero se quedó dormido y al amanecer faltaba otra manzana.
Envió el rey a su segundo hijo y también se quedó dormido y al salir el sol volvía a faltar otra manzana de oro.
Envió por fin el rey a su tercer hijo y este vio que un pájaro de oro era el culpable de venir al amanecer a robar manzanas del árbol mágico.  Queriendo detenerlo le disparó una flecha pero solo pudo asustarlo, y el pájaro dorado al huir dejó caer una pluma.
El Padre al ver la pluma de oro quedó maravillado y mandó a buscar el ave a su hijo mayor, pero éste llegando a un pueblo encontró una taberna y al escuchar el jolgorio quedóse allí divirtiéndose y olvidó el encargo.
Al pasar los días el rey envió a su segundo hijo en busca del pájaro y del hermano.
El joven se encontró también con la aldea y al sentir la fiesta que tenían en la taberna entró en ella, encontró a su hermano divirtiéndose, pero, en vez de traerlo se unió a la fiesta.
Por fin el rey temiendo por la suerte de sus hijos envió al tercero en su búsqueda.
Se encontró el tercero en el bosque con una zorra que le advirtió de la suerte de sus hermanos y le dijo: -no caigas en la misma tentación que ellos, yo te llevaré a donde está el pájaro de oro, cuando lo encuentres lo hallarás en una jaula vieja y destartalada no se te ocurra sacarlo de ella.
El joven llegó a un castillo que le indicó la zorra, encontró al pájaro encerrado en una jaula destartalada, al lado había otra jaula limpia, "un pájaro tan hermoso no puede estar en una jaula tan sucia" -pensó- cambió al pájaro de jaula para poder llevarlo.
Entonces el pájaro pió fuertemente y todo el palacio se enteró del robo.
El rey lo condenó a muerte, pero le dijo que si era capaz de traerle un caballo de oro que era el más veloz del mundo le perdonaría la vida.
El muchacho triste se puso a llorar cuando lo encerraron en la celda.  Al día siguiente lo dejaron en el bosque y se le apareció la zorra reclamándole que no le hubiera hecho caso, pero le dijo: yo te llevaré donde esta el caballo dorado para que puedas librarte de la muerte.
Lo llevó a un palacio donde había unas grandes cuadras y  en ellas había un caballo dorado, y le advirtió: sube al caballo dorado pero ponle la silla de montar de cuero viejo, no la de oro.
El principe al ver semejante caballo, tan hermoso, dorado, de largas crínes, decidió que le pondría una silla hermosa en vez de la vieja y ajada que estaba a su lado.
Cuando le puso la silla de oro el caballo relinchó fuertemente y despertó a todo el palacio.
El monarca enfurecido también lo condenó a muerte.
Pero,-  le dijo - si me traes a una princesa  que vive en un castillo dorado te perdono la vida.
El joven nuevamente lloró su desgracia y su torpeza, el no escuchar los consejos de quien le aconsejaba bien, en este caso la zorra
Su amiga se compadeció de el y lo llevó al castillo en donde esteba la princesa, la zorra le dijo que fuera hasta ella y cuando la sintiera llorar amargamente se acercara y le diera un beso.
Así lo hizo el hijo del rey y al ver llorar a la princesa amargamente se acercó y le dio un beso, ella se asustó mucho pues no lo había oído llegar, pero al verlo a su lado se enamoró del joven y decidió casarse con el.
Hubo gran fiesta en el palacio y el padre de la joven le dijo: -contigo he recuperado al hijo que había perdido-
Entonces le contaron la triste historia que hacia llorar al reino entero, hace muchos años el hermano de la princesa del castillo dorado había sido embrujado por un mago  y nadie sabia nada de el desde aquellas.
Pasando los días de fiesta por la boda, el joven se acordó que tenía que llevar la princesa al palacio para recuperar el caballo de oro.
Nuevamente la zorra le aconsejó lo siguiente: harás lo prometido, pero cuando te despidas de todos y una vez montado en el caballo dorado, le darás la mano a todos y por último a la princesa entonces tirarás de ella y la subirás al caballo y te alejarás de allí para siempre.
Así lo hizo y llegando cerca del palacio donde estaba el pájaro de oro se apeó para hablar en el bosque con la zorra.
Esta le aconsejó.
Vete y no te apees del caballo, cuando te entreguen la jaula con el pájaro dentro vendrás a galope para encontrarte con la princesa y conmigo
Así lo hizo.
Al tener a la princesa, al caballo de oro y al pájaro, le preguntó a la zorra qué recompensa quería.
Ella le contestó.
Mátame por favor, mi vida es un suplicio, no puedo explicarlo.
Pero la princesa se puso a llorar y le pidió que por favor no la matase pues había sentido gran amor por ella sin saber porque.
El joven príncipe complacio a su esposa y dejó con vida a la zorra.
Ella le pidió cumplir su promesa
El joven le respondió: - está bien iré a buscar a mis hermanos a la aldea para regresar todos juntos a palacio y luego cumpliré mi promesa.
- Un último consejo te doy, no te arrimes al lado de un pozo.
El joven no comprendió el consejo y se fue a la aldea.
Allí encontró a los hermanos pidiendo limosna y tirados en el suelo, habían gastado todo el dinero y se encontraban en la miseria.
El hermano pequeño los vistió y les contó todas sus aventuras, los hermanos envidiosos del talento de su hermano planearon matarlo para ir al palacio de su padre y recibir sus favores.
Cuando llegaron donde los esperaba la princesa y el caballo junto al pájaro de oro, los hermanos tramaron un plan.
Fingiendo mucha sed, se llevaron al hermano menor a lo profundo del bosque y allí encontaron un pozo al que empujaron al muchacho y lo dejaron allí abandonado.
Fueron a donde la princesa y le dijeron que un lobo se había comido al menor.
Llegando al palacio todo era fiesta y alegría, los hijos del rey habían vuelto, pero el rey estaba triste pues uno de ellos había muerto atacado por un lobo y la princesa lloraba todo el tiempo, había perdido al hermano y al marido.
El caballo no comía y el pájaro no cantaba.
Mientras tanto en el bosque, el hermano pequeño lloraba su desgracia.
Apareció entonces la zorra y compadeciéndose le alargó la cola y lo subió.
Te pido que cumplas tu promesa !matame!
El joven entonces accedió y haciendo un arco con una rama delgada y una flecha se la clavó a la zorra,
Ante sus ojos se hizo el prodigio y la zorra se convirtió en un apuesto joven.
!Gracias¡ - le dijo - soy el hermano de tu mujer la princesa del castillo dorado por quien lloraba ella todas las noches.
Ambos se dirigieron al palacio y entrando por una puerta secreta se presentaron ante el rey.
Los hermanos del príncipe fueron desterrados por sus fechorias.
El príncipe vivió con la princesa del castillo de oro  el pájaro volvió a cantar, el caballo a comer, el árbol de las manzanas volvió a dar sus frutos dorados y el hermano que había sido convertido en zorra regresó al palacio de oro a gobernar el reino.